Articles by "Cronistas"

¡Que viva México! 2 de Noviembre 3-D Acámbaro Accidentes Accion ADN 40 Adolescencia Adopcion Africa Agave Agave salmiana Agricultura Alcoholismo Ambiente campirano América colonial AMIDA Amistad AMOTAC Andreas Kackler Andrés Manuel López Obrador Anecdotas sin importancia Animacion Aniversarios ANSPAC Antigua Grecia Antigua Roma Antiguo Egipto Antiguo Testamento Antonio Aguilar Año 1916 Año 1928 Año 1932 Año 1935 Año 1937 Año 1938 Año 1939 Año 1940 Año 1941 Año 1943 Año 1945 Año 1946 Año 1947 Año 1948 Año 1949 Año 1950 Año 1951 Año 1952 Año 1953 Año 1954 Año 1955 Año 1956 Año 1957 Año 1958 Año 1959 Año 1960 Año 1961 Año 1962 Año 1963 Año 1964 Año 1965 Año 1966 Año 1967 Año 1968 Año 1969 Año 1970 Año 1971 Año 1972 Año 1973 Año 1974 Año 1975 Año 1978 Año 1979 Año 1981 Año 1982 Año 1983 Año 1984 Año 1985 Año 1986 Año 1987 Año 1988 Año 1989 Año 1990 Año 1992 Año 1993 Año 1995 Año 1996 Año 1997 Año 1998 Año 1999 Año 2000 Año 2002 Año 2003 Año 2005 Año 2006 Año 2007 Año 2008 Año 2009 Año 2010 Año 2011 Año 2012 Año 2013 Año 2014 Año 2015 Año 2016 Año 2017 Año 2018 Año 2019 Años 1900 Años 1910-1919 Años 20 Años 30 Años 40 Años 50 Años 60 Años 80 Apaseo el Alto Apaseo el Grande Arte Arte sacro Artes marciales Artesanias Articulo Articulos Arturo López Obrador Asamblea Diocesana de Pastoral Atletismo Atotonilco Audio Aventura espacial Aventuras Aventuras marinas Aves/pajaros Aviones Ayuntamiento Barrio de Tierras Negras Basado en hechos reales Beatos Beisbol Belico Biblia Biografico Boletines Bolivia Bomberos Borderia Brozo Buddy Film Bulmaro Fuentes Caminos sacacosechas Campesinos Canal 4.1 Guanajuato Canal 4.2 Guanajuato Canal 4.3 Guanajuato Canal Once Candidatos Independientes Cantinflas Cardenal Juan Sandoval Íñiguez Carlos Loret de Mola Carlos Nieto Casa de la Cultura de Celaya Casa Guanajuato Caso Bolivia Catastrofes CDI CDS CECyTE CECyTE Empalme Escobedo Celaya Celebraciones Celos Central FM Centro Cultural El Nigromante Certamenes Charlas Chumel Torres Ciencia Ficcion Cine Cine epico Cine épico Cine Español Cine familiar Cine independiente USA Cine Mexicano Cine mudo Cine Religioso Cineforum Cinepolis Plaza Galerias Circo CMAPA Cocina Cocina tradicional Colaborador Colegios & Universidades Colegios/Universidad Columnista Comedia Comedia dramatica Comedia juvenil Comedia romantica Comic Comida tradicional Comonfort Comunicado Comunismo COMUSAV CONAGUA Concursos Conferencia del Episcopado Mexicano Conferencias Congreso Agrario Permanente Congreso del Estado Congreso del Estado de Tamaulipas Congresos Conoce las sectas Consejos Medicos Consejos Practicos Conservatorio de Música de Celaya CONSUCC Coro Monumental de la Delegación de Educación Zona Este Coronavirus Cortazar Cortázar Cortometraje Covid-19 Crimen Cristina Martín Jiménez Cristo Cronistas CRUZ ROJA CRUZ ROJA CELAYA CRUZ ROJA MEXICANA Cultura Cultura General Dante Gabriel Jimenez Muñoz Ledo DC Comics Delegación de Educación Región Este Dependencias Deporte Deportes Descargable Desfile Desfiles Dia de los Fieles Difuntos Diario de María Días Internacionales DIF Diocesis Dióxido de Cloro Diputado Local Francisco Javier Garza de Coss Diputado Local Paulo Bañuelos Diputados Federales Discapacidad Distopia Doctor Mora Documental Dr Agustin Landivar Dr. Arturo Efrén Gutiérrez Bautista Dr. Efrén Gutiérrez Dr. Héctor García de Alba Rivas Dra. María Elena Jiménez Pérez Drama Drama carcelario Drama de epoca Drama de época Drama romantico Drama social Ecuador Edad Media Editorial Educacion EDUCAFIN Egresados Ejercito El Evangelio del día El santo del dia Elecciones Elecciones 2021 Emma Ramirez Olalde Encuentros Enfermedad Enrique Lucero Enseñanza Entretenimiento Sano Esclavitud Espionaje Estadísticas Eugenio Amézquita Eventos Eventos benéficos exalcaldes Expresa TV Fabulas Morales Familia Fantasía Fantastico Feria Feria Nacional de la Lana y el Laton feria Regional del Maiz Criollo Festival Internacional del Globo Festivales Festividades Fiesta patronal Fiestas Foro Estatal Fotografia Fotos Franciscanos Francisco Javier Mendoza Márquez Futbol Futbol americano Futuro postapocaliptico Galería Gatos Genial Gimnasia Giro positivo Gobernador del Estado Gobierno del Estado Gobierno Federal Grupo Coral Vivaldi Grupo Formula Grupo Reforma Guerra Chino-Japonesa (II) Guerra Civil Española Guerra de Cuba Guerra de Secesión Guerra Fría Guerras Napoleonicas Harvard Hermanos Aguascalientes Hipnosis Historia Historiadores Historico Holocausto Homicidios Hora de la Divina Misericordia Hugo López-Gatell Ramírez I Guerra Mundial Iglesia Católica Ignacio Lopez Tarso II Guerra Mundial Imagen Televisión Imagenes Inauguraciones Infancia Infantil Informacion INIFAP INSMACC Instituto Las Casas Instituto Municipal de la Juventud Internacional Internet/Informatica Intolerancia Religiosa Intriga Investigación periodística Irapuato Ismael Pérez Ordaz ISSSTE Izquierda Jaral del Progreso Jerécuaro Jose Carlos Guerra Aguilera José Carlos Guerra Aguilera José Luis Revilla Macias Jose Mercadillo Miranda Josefina Membrila Juan Carlos Romero Hicks Juan Galván Sänchez Juego Juegos Olimpicos Juventino Rosas La Catrina de Celaya La India Yuridia La Jornada La Retama Editorial Latinus Legislaciones Leon Libros Liga Municipal de Futbol de Celaya Los Muchachochos Luis Felipe Rodríguez Palacios Madres Azules Mafia Magia Maguey Mapas Maria Scherer Mascotas Matematicas Mauricio Hernandez Mendoza Medicina Natural Melodrama Mensajes Merck México Mexico Desconocido Mexico Travel Channel Mezcal Mineral de Pozos Miniserie de TV Mitologia Morena Municipios Museo de las Momias Musica Música Musica religiosa Musical Músicos Navidad Nazismo Neorrealismo Nivel Medio Basico Nivel Medio Superior Nivel Superior Noreste de Guanajuato Noticias Noticias Televisa Noticieros Televisa Novela Novenarios Nuestra Señora de los Remedios Nuevo Testamento Obispo de Celaya Obligaciones y Derechos Obras Octavio Arvizu Villegas Oncología Paco de la Garca Paco de la Garza Padre Fernando Manriquez Cortes Padre José Antonio Fortea Padre Jose Ignacio Basurto y Aguilar Paneles Panteón Norte Papas Paro Parroquia de Jesus Nazareno Partido Accion Nacional Pedro Infante Pelicula de culto Pelicula de episodios Peliculas Peliculas con valores Peliculas Religiosas Peplum Peregrinaciones Periodicos Periodismo Periodismo Digital Periodistas Perroton Pina Pellicer Pintura Pío Lorenzo López Obrador Pixar Pobreza Policía Policiaco Politica Precios Precuela Preescolar Vicente Suarez Proceso Electoral 2021 ProFeCo Propaganda Pueblos Mágicos Pulso de la República Purisima Concepcion de Celaya PyMES Radio en linea Redacción Regidores Religion Religión Religiosidad Popular Remake Respetame AC Respeto Reuniones Revolucion Francesa Revolucion Mexicana Revolucion Rusa Robos & Atracos Robotica Romance RT Televisión Rueda de Prensa Rugby Rusia Sacerdotes Salamanca Salvatierra San Felipe San Luis de la Paz San Miguel de Allende Santa Casa de Ejercicios de Atotonilco Santa Catarina Santa Cruz de Juventino Rosas Santa Muerte Santuario de Jesús Nazareno SARS-COV2 SDAyR Secretaria de Desarrollo Economico y Sustentable Secretaría de Desarrollo Social y Humano Secretaría de Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial Secretaría de Salud Secuela Secundaria General No. 6 SEDESHU Segalmex Seguridad Pública Serie Serie de TV Siglo XI Siglo XII Siglo XIII Siglo XIX Siglo XV Siglo XVI Siglo XVIII Sin censura digital Sistema Producto Cebada SMAOT Sobrenatural Sociales Soria Spaghetti Western Stalinismo Steampunk Stop Motion Submarinos Superheroes Supervivencia Surf Tablas de Posiciones TARANDACUAO Tarimoro Taxistas Teatro Teatro Ángela Peralta TecNM de Roque Telefilm Telemundo Televisión Televisión en directo Templo de San Felipe Neri Templo de San Francisco en Celaya Templo de Tierras Negras Terror Testimonios The Beatles Thriller Tiburones Tierra Blanca Tolerancia Tony Kamo Toros Trabajo/Empleo Tradiciones Transporte Trenes/Metros Turismo Turismo Religioso TV UNAM Ubicaciones UCDL UNAM UNICEF Universidad de Guanajuato Universidad Pontificia de México Vacunas Vejez Venganza Viajes en el tiempo Victor Manuel Garcia Flores Vida rural Vidas de beatos Vidas de santos Video Videos Villagrán Virgen de Guadalupe Virgen Maria Volcanes WER Western Whatsapp Xichu Xichú Yakuza y Triada
Mostrando las entradas con la etiqueta Cronistas. Mostrar todas las entradas


Víctor Manuel García Flores
Historiador de Santa Cruz de Juventino Rosas

En el pueblo de Santa Cruz o en la ciudad o el municipio de Santa Cruz de Juventino Rosas,  han tenido un cementerio o camposanto del Templo de La Santa Cruz, y cuatro panteones: San Antonio, Municipal, Rincón de Centeno y Municipal. Este artículo es una historia del cementerio, y posteriormente se escribirá un artículo de los panteones.

Trámites de la fundación de un pueblo-doctrina

El 9 de enero de 1717, el virrey de Nueva España, Baltasar de Zúñiga Guzmán Sotomayor y Mendoza le ordena al obispo de la Provincia Michoacana, mandar un vicario y erigir una capilla provisional; para atender sus necesidades religiosas, a los españoles, criollos, mestizos e indígenas otomíes, trabajadores o arrendatarios de la hacienda de Comontuoso; en afectación a unos de sus terrenos, de la jurisdicción de la alcaldía mayor de Celaya, en el reconocimiento y diligencias para la asignación de solares; y posteriormente, a colocar las primeras piedras de un templo y el virrey otorgar en una cédula virreinal la fundación y el nombre de un pueblo doctrina.

Por orden del virrey el 12 de junio de 1717, José de Villa y Urrutia, el teniente general  de partido de la alcaldía mayor de León, con su regimiento llega a la hacienda de Comontuoso e intenta tener una conversación con Margarita Cano la dueña, quien se negó a atenderlo; por lo que con orden virreinal, acompañado de su regimiento, trabajadores y arrendatarios españoles, criollos, mestizos e indígenas y un vicario, en semanas hacen trabajos de reconocimientos, diligencias y erigir una capilla, afectando 600 varas y terrenos comunales, al norte de la casa grande de esta hacienda, en un valle al pie de la Sierra de Codornices. 

Así, el 21 de septiembre de 1717, fue la asignación de  los solares, para una plaza, un  templo, una alcaldía y casas, por manzanas, y la colocación de la primera Santa Cruz. Concluida ya una capilla en el centro de la plaza (en donde actualmente está el quiosco del Jardín Principal). Provisionalmente, a este pueblo doctrina se le llamó como vicaría de Comontuoso.

Construir el  templo y la cédula virreinal de la fundación y el nombre

El 9 de julio de 1718, el virrey de la Nueva España ordena al obispo de la Provincia Michoacana, ejecución para que se erigiera  un templo, colocando las primeras piedras en su solar en la vicaría de Comontuoso, que se comenzó a construir. El 9 de octubre de 1718, el virrey Baltasar de Zúñiga Guzmán Sotomayor y Mendoza, con cédula virreinal otorga conceder licencia de la fundación y el nombre del pueblo de Santa Cruz de Comontuoso.

Lic. Víctor Manuel García Flores, autor del presente artículo.
En la colonia española, por decisión clerical católica y aceptada por el poder reinal, los templos tenían a su lado un cementerio o camposanto. En 1719 por tener provisionalmente una capilla en la plaza, comenzó a haber servicios eclesiásticos en forma con un vicario fijo; por lo que, en el resto del solar en donde se estaba construyendo el templo, por defunciones de los primeros santacrucenses se comenzó a utilizar el cementerio.

Cementerio o camposanto

El cementerio o camposanto, siendo sinónimos, era un espacio físico en donde se depositaban cadáveres, por ser un  terreno consagrado o campo santo; pero en la colonia de Nueva España, no tenían mausoleos, sepulcros, monumentos, criptas, nichos o tumbas; teniendo solamente, algunas sepulturas, hoyos o fosa, sin lápidas.

Por supuesto que desde Egipto en la Edad Antigua, ya había mausoleos, monumentos y sepulcros de los muertos  faraones y su dinastía, pero no de los esclavos; y en la Edad media en Inglaterra y en otras naciones del norte de Europa, ya tenían capillas o iglesias con cementerios teniendo tumbas, criptas, nichos, sepulcros y mausoleos para los difuntos reyes y su monarquía, pero a los humildes, no.

En la Edad Moderna, en España y sus colonias, ya teniendo capillas o iglesias con cementerio, pero a los españoles, criollos y mestizos siendo monarquistas que morían, sus cuerpos los sepultaban en el piso del interior de la iglesia con alguna placa; y a los pobres mestizos e indígenas que fallecían, sus restos los enterraban en hoyo o fosa sin placa ni lápida en el camposanto, el actual atrio.

Fundación oficial del pueblo de Santa Cruz de Comontuoso

En 1721 aunque seguía construyéndose el templo del pueblo de Santa Cruz de Comontuoso, todavía no terminaba; pero como el virrey, Baltasar de Zúñiga Guzmán Sotomayor y Mendoza, sabía que en 1722 iba a concluir su misión virreinal, ordenó que ya se diera la misa que bendijera y elevara  el santísimo en el altar del templo que sustituiría a la capilla original en la fundación oficial como pueblo doctrina.

Así, el domingo 3 de mayo de 1721, el Día de la Santa Cruz, por todavía no terminar el templo, se dio la misa en un altar colocado afuera (en el atrio actual), por donde estaba la primera Santa Cruz de 1717, bendiciendo y elevando el santísimo en el altar, en la fundación oficial del pueblo de Santa Cruz de Comontuoso.


El Templo de La Santa Cruz

El 14 de septiembre de 1723, por terminar de construir el templo, se dio una misa con autoridades eclesiásticas bendiciendo al santísimo y sustituyendo a la capilla provisional y utilizando ya el Templo de La Santa Cruz.

¿En dónde estaba el Templo de La Santa Cruz? Estaba en el poniente del solar, al lado oeste de la actual Parroquia de La Santa Cruz. Los jóvenes no lo recuerdan, pero quienes vivimos en los sesenta y setenta del siglo XX hemos de recordar que a un lado de la parroquia, al oeste, había un muro de adobe hasta la esquina, en donde está la calle Manuel Doblado y en esa esquina otro muro de adobe hacia el norte en la misma calle, hasta el Templo de La Encarnación abandonado antes.

En el centro de ese muro frente al atrio había un marco de cantera alto, con una puerta grande de madera, con más de doscientos años, que era la entrada del Templo de La Santa Cruz; que adentro, tenía nada más un cuarto alto extenso guardando varios objetos litúrgicos y atrás del cuarto había otro muro de adobe y a su oeste, otro pequeño marco y una puerta para entrar a la cancha de básquetbol.

En el siglo XX, no tenía torre, ni cúpula, ni altar y nada más quedaban, esos muros, ese cuarto grande con marcos y puertas, y una cancha, ahí estaba el Templo de La Santa Cruz. A inicio de los setenta, se tumbaron los muros, se quitaron el marco de cantera y la puerta de madera altos, antiguos, (¿en dónde estarán?), y se creó una nueva cancha de basquetbol y en lugar de los muros exteriores colocaron pilares de cantera y barandal en la calle Manuel Doblado y barandal frente al atrio, y principalmente, arreglaron y volver a utilizar el Templo de La Encarnación.

Pero años después, a fines de la década de los setenta e inicio de los ochenta, quitaron la cancha de básquetbol, quitaron el barandal frente al atrio y construyeron escaleras, nacieron unos árboles, y colocaron faroles; y ahora, es la parte poniente del atrio de la Parroquia de La Santa Cruz y el frente del Templo de La Encarnación.

El cementerio o camposanto del Templo de La Santa Cruz

El resto del solar en donde se construyó el Templo de la Santa Cruz, se convirtió en el cementerio. Originalmente el solar del templo, además de lo que tiene actualmente, le pertenecía también toda la manzana de las actuales calles, Baltasar de Zúñiga, Isabel la Católica y Corregidora, que se le quitó a la iglesia católica por las Leyes de Reforma del siglo XIX.

Los cadáveres que estuvieron sepultados o enterrados, pueden seguir estando debajo de la parroquia, del atrio y en las casas o negocios de la manzana de las calles Baltasar de Zúñiga,  Isabel la Católica y Corregidora.

Como ya se mencionó, en los cementerios de la colonia española, solamente en el piso de las iglesias se sepultaban los restos de los españoles, criollos y mestizos ricos en una placa; y en terreno a su lado de las iglesias, se enterraban los cuerpos de mestizos e indígenas humildes, sin mausoleos, sepulcros, monumentos, criptas, nichos o tumbas, sepultándolos solamente en hoyo o fosa sin placa ni lápida, en el camposanto, actualmente como atrios; e inclusive en el terreno del camposanto, se llegaron  a enterrar cadáveres generalmente, sin sepultura propia. 

Así sucedió en el pueblo de Santa Cruz de Comontuoso, placas en el piso del templo y sin tumbas alrededor del templo, teniendo solamente hoyos o fosas.

El cementerio o camposanto del Templo de La Santa Cruz en la colonia de Nueva España, funcionó desde que era capilla en 1717 y siendo ya templo desde 1723 a fines del siglo XVIII o inicio del siglo XIX.

En 1787, por razones sanitarias por epidemias de fiebre amarilla y vómito negro, el rey de España Carlos III en cédula real dicta prohibiendo enterrar los cuerpos de los finados en las  iglesias, y ordena a los ayuntamientos y a las colonias de América, construir cementerios fuera de las poblaciones, en sitios ventilados con vientos y alejados de las casas de los pueblos, las villas y las ciudades. La mayoría de las colonias cumplen esta cédula real hasta fines del siglo XVIII o inicio del siglo XIX.

Construir la parroquia y derrumbar la capilla, el templo y el cementerio

En 1798 inician los trabajos de construcción del templo principal, la actual Parroquia de La Santa Cruz, que se detiene a la recién  terminación de  la Guerra de la Independencia en 1822; y en 1824, se concluye a construir la parroquia que se terminó la construcción en 1842.

En el pueblo de Santa Cruz, la capilla original seguía derrumbada en el centro de la plaza en México Independiente, pero por las guerras contra otras naciones y entre liberales contra conservadores en décadas, a fines del siglo XIX, se destruye la capilla para crear con árboles la Plaza de las Armas.

El Templo de La Santa Cruz siguió funcionando hasta 1842, cuando se concluyó la construcción de la Parroquia de La Santa Cruz. Es probable, que aunque ya se daban los servicios eclesiásticos en la parroquia, aún se daban también servicios en el templo, pero a fines del siglo XIX en el porfiriato, dejó de funcionar y empezó a derrumbarse.

Construir el Panteón San Antonio con capilla

Al prohibir los cementerios de las iglesias el reino de España, en Europa y en las colonias de América, a fines del siglo XVIII y principio del siglo XIX, en el pueblo de Santa Cruz de Comontuoso de Nueva España, dejó de funcionar el cementerio del Templo de La Santa Cruz y como México independiente en el pueblo de Santa Cruz, se creó el Panteón San Antonio con capilla, que siguió con sepulturas debajo del piso de la capilla y a su lado en el terreno, pero ahora si con tumbas y lápidas.

Los restos de los cadáveres de santacrucenses del cementerio han de seguir estando debajo de la Parroquia de La Santa Cruz, del atrio, y de la manzana que le quitaron a la iglesia católica.



David Manuel Carracedo
Cronista del Municipio de Comonfort

En estas semanas hemos hablado mucho de la Fiesta de Los Remedios de nuestra población. Por ese motivo  hoy no le hablaré de la Fiesta de Los Remedios de este año. Le hablaré de la primera actividad de la Fiesta del año que viene.

Ocho días después de terminada la segunda Fiesta de los Remedios se realiza otra actividad que tiene todo el aspecto de ser la misma festividad pero en proporciones menores, esto puede parecer así  pero cualquier amable asistente le informará que esta celebración es La Remuda de la fiesta de los Remedios.

Se puede creer  que La Remuda es una especie de recalentado de la fiesta o un ritual para poder terminar con la fiesta gradualmente. La palabra remuda (acción y efecto del poco utilizado verbo “remudar”) significa remplazar una persona u objeto por otro.  Ese es el motivo de esta celebración, cambiar a los responsables de la fiesta o reafirmarlos en sus responsabilidades.  

Por lo tanto, como ya dijimos, es el inicio de la fiesta del próximo año, aunque algunas actividades no dejan de darle ese sabor a despedida de la fiesta del presente año.  Los días de celebración son el sábado y el domingo posteriores a la fiesta, siendo este último el de mayor relevancia.

Es evidente que todas las celebraciones populares, como ésta, generan una serie de gastos que deben ser solventados de alguna manera, claro que la mayor parte de las actividades, que tanto lucimiento dan al festejo, provienen de la actividad no remunerada de los participantes, caso concreto de los integrantes de cada danza.


Pero ¿quién paga a los músicos de las danzas, las bandas de viento, los castillos, los "cuetes", la comida de los danzantes, de los que arman los cruceros, de los que pelan cucharilla?  Toda la organización de la festividad se estructura en base a una veintena de responsables a los que, por tener el cargo de realizar cierta actividad, se les conoce como Cargueros.

 El Carguero es una persona que, por tradición, por devoción, por gusto, por compromiso, asume la responsabilidad de organizar y dirigir una danza, de proveer los fuegos pirotécnicos de cierto día, de llevar una banda de música al Alba, etc.

 Aunque debo aclarar que  este responsable es el Carguero Mayor, porque para cumplir con su Cargo tiene el auxilio de sus cargueros, los cuales, en el menor de los casos aportan una cantidad en efectivo.

Digamos que usted acepta ser el Carguero Mayor de La Música del Alba. Usted debe averiguar la calidad y disponibilidad de las bandas de viento de la región y entablar negociaciones con alguna de ellas (además de precisar un buen número de detalles que ya hemos mencionado). El desarrollo del Recorrido de El Alba implica un gasto de varios miles de pesos.

Aquí entran en función sus cargueros, al margen de que alguno le acompañe en las negociaciones o investigaciones, o lo asesore, los demás pondrán su cooperación en el debido momento.  La festividad de La Remuda tiene como principal objetivo concretar dichos compromisos.  Cuando el compromiso de ayudar al carguero mayor se pacte, sus colaboradores pueden jactarse de ser “Cargueros de la Fiesta de los Remedios”.  

Siguiendo con nuestro ejemplo: el día domingo de la Remuda, en su casa, o afuerita,  usted o un grupo de gente muy diestra en estos menesteres, confeccionarán una armazón de carrizo, madera o perfiles tubulares que mide seis o siete metros de largo por un metro veinte o un metro cincuenta de ancho.  En esta armazón se colocan unos panes hermosos  y unas botellas de vino, principalmente.



Los panes (unas “conchas” de treinta centímetros  de diámetro) van en bolsas de polietileno para preservarlos del polvo y que sigan siendo comestibles, las botellas de vino a veces se cambian por paquetes de cerveza o por botellas de refresco.

Pero no se imagine usted un amontonadero de panes y botellas sin ningún orden, se procura que el acomodo tenga, además de todo una innegable belleza, por lo que es común recurrir a listones, flores de papel,  papel picado, globos y hasta a luces de colores.  Como muchos saben, estas armazones son conocidas como Parandes, espero encontrar algún día la etimología correspondiente.



Cuando su parande tenga todos los panes, las botellas, los globos, las flores, y, si su creatividad le dio para tanto, las series de luces fuertemente sujetos, coloque un letrero muy legible que en su caso dirá “Parande de La Música de El Alba”, entonces un grupo de robustos caballeros lo levantaran en vilo (al parande) y, con todo el jolgorio y la alegría concebibles, lo llevaran al atrio del templo. El hecho de que estos caballeros carguen el parande hasta el templo, no es razón suficiente para llamarlos cargueros, no confundirse, puede o no que también sean cargueros.



Al llegar al templo el parande debe ser colocado casi vertical (se acuerda que le dije que todo debía estar bien sujeto). Y aquí entra en función esta armazón, usted, como carguero mayor se sienta junto a su parande, bien armado de una libreta y una pluma.

Al poco rato se acercarán sus conocidos  o algunos que su parande o el motivo del mismo les haya despertado interés y le preguntarán “de a cómo es”  usted, como ya habrá calculado, dirá que de mil y tantos pesos, probablemente le pidan que los anote.



En teoría, usted debería tomar un pan y una botella de su parande, o dos panes y una botella, o dos botellas y un pan, o la combinación que considere, y entregarlo a su nuevo carguero. Esa acción, la de recibir y entregar las ofrendas del parande, es la que sella el compromiso. Su carguero tiene más o menos un año para recabar la suma pactada.

En la realidad los Cargueros Mayores ya conocen, de antemano y desde muchos años atrás,  a las personas que aceptan gustosas este compromiso, aunque no es extraño que en la fiesta misma de la remuda alguien decida convertirse en carguero.

Para muchas personas es un orgullo ser partícipes de la fiesta. Tampoco es inusual que del Norte lleguen los envíos, aunque quienes los enviaron no lleguen a la Fiesta y sólo celebren la nostalgia y el gusto por participar en la que, pese a la distancia, sigue siendo Su Fiesta.



A muchos les mueve la devoción hacia la Virgen, otros son cargueros para cumplir una manda. Puede ser que, hacia el final de la fiesta, el parande sea desarmado y sus ofrendas repartidas entre los cargueros presentes, con lo que se sellará el compromiso.

Más comúnmente, en los días subsecuentes el Carguero Mayor visita a sus colaboradores en sus domicilios y les hace entrega de sus panes y sus botellas.  Debo decir que el tamaño de los parandes me pareció espectacular, muy superiores a los que he podido ver en otras celebraciones de la región, pero no se trata de competir, todos los parandes son bellos, sobre todo por el alto valor simbólico que conllevan y el motivo que los origina.



También debo decir que la palabra Parande, hasta donde pude averiguar, es de uso muy localizando en esta región, digamos del centro del país.  Todas las fiestas realizadas en nuestro municipio se organizan y financian de manera similar con cargueros y cargos, aunque  ninguna Remuda tiene la magnificencia de ésta.

En tanto el Carguero Mayor espera por sus cargueros, las danzas continúan con sus celebraciones, Cuando una danza está cercana a terminar su participación, sus danzantes portarán un ramito de flores, llegado el momento arrojarán dulces a la concurrencia; durante mucho rato una voladero de dulces cruzará la explanada en que la danza se desarrolle.  Antiguamente se arrojaba también fruta, pero como podía llegar a lastimarse quien recibiera un cañazo o un mandarinazo, se acordó arrojar nada más dulces al público asistente.

Terminados los dulces los danzantes salen del atrio,  y se dirigen a un lugar entre el Templo de los Remedios y el Templo Parroquial, desde ahí algunos de los integrantes de la danza que así lo hayan ofrecido, y por convicciones muy propias de cada quien, recorrerán de rodillas el trayecto hasta el templo de Los Remedios.



Sus compañeros los acompañan a pie y, a veces, con música muy leve. Puede suceder que alguna danza inicie este trayecto a unos cien metros del templo, pero alguno de sus integrantes, por decisión propia, se remontará más atrás o hasta el templo parroquial (un total de casi setecientos metros).

Otras personas, sin ser necesariamente danzantes, hacen recorridos similares, incluso ayudados por acompañantes que van colocando piezas de cartón a su paso para que el trayecto se más tolerable. 

Cuando los danzantes salen del templo, sea que entraran caminando o de rodillas, terminan su participación por este ciclo, a la espera de la nueva fiesta para la que, paralelamente a sus danzas se pactaron los acuerdos y compromisos necesarios.

Es como haber sembrado la semilla de una nueva planta mientras la anterior aún está presente, un eslabón bien afianzado con el siguiente, un ritual de renovación que asegura la pervivencia de esta hermosa, compleja y rica festividad.



Ubicación Geosatelital del 
Santuario de Los Remedios


Luis Felipe Rodríguez Palacios
Cronista Municipal de San Miguel de Allende

Los cronistas de la Conquista y la Colonia nos dejaron constancia del comercio de los famosos tianguis, de los tributos que los mexicas exigían a los pueblos sometidos en mantas de tejidos finos que demuestra el grado de desarrollo alcanzado. El cultivo del algodón fue muy apreciado y enviado a la península.

 Los tintes utilizados por nuestros ancestros fueron elementos parte de las exportaciones: la cochinilla y el caracol (púrpura); de los vegetales: la raíz de peña (ocres); el índigo (azules intensos), etc. El Sarape (urdimbre de algodón y trama de lana, tejido en telar de pedales) Isabel Marín de Paalen nos dice en su Historio General del Arte Mexicano que: “…gozó su mayor florecimiento durante la Colonia; los más notables ejemplares de ese período corresponden al siglo XVIII; es la época de oro de los mundialmente afamados sarapes de Saltillo y San Miguel de Allende”.

La Feria de la lana y el latón tendrá como sede nuevamente el hermoso edificio del exconvento de la Inmaculada Concepción (Las Monjas) en su edición XLI. Nació, como muchos otros productos turísticos, con el fin de llenar este mes que turísticamente no era de los mejores en la ciudad y con el apoyo de Fonatur y la Secretaría de turismo Estatal se proyectó un gran evento en donde se reunieran, a nivel nacional, productores de esas dos artesanías que, desde siempre, han dado prestigio a la población. 

El primero fue todo un acontecimiento y los siguientes también, la inauguraba o clausuraba el gobernador del estado y la presencia del Secretario de Turismo Federal. Tuvo como sede el imponente Centro Cultural “Ignacio Ramírez”, después fue el Ex Colegio Salesiano; venían artesanos de toda la geografía nacional y se aderezaba con espectáculos artísticos y culturales de primera línea y los premios no le iban a la zaga.

Pese a que los artesanos de otros estados tienen la misma materia prima de la lana y el latón cada región tiene ciertos rasgos que la distinguen y le dan identidad.



Muy emblemática la figura de una artesana de Hueyapan, Mor. doña Modesta quien se venía con su telar de cintura y trabajaba todo el proceso de sus productos: desde hacer el hilo de la lana bruta, el que enredaba y pequeños rollos y luego tenía unas cazuelitas con cochinilla, nogal y otros productos naturales con que pintaba la lana y terminaba con esos diseños tan propios de esa región.

 Por cierto, que no sólo era artesana, sino que, como mujer con profundas raíces autóctonas era la típica curandera dueña de conocimientos que aprovechaban las propiedades del temazcal y de la medicina de campo y utilizaba las ventosas y sanaba a quienes, sabiéndolo, se acercaban con ella.

Este evento se inicia en el período del Lic. Manuel Martínez Maldonado. Mucho se le debe a don Salvador de Lara Martínez y su esposa doña Evelia León, don Raúl Romay y don Baltazar Ramírez García. Don Salvador trabajó en la Subdirección de Artesanías en la SECTUR. En las primeras ediciones se presentaron artesanos de Oaxaca, Estado de México, Zacatecas, San Luis Potosí, etc. eran una auténtica Feria Nacional e incluso llegó a tener visos de internacional cuando, por ahí de la quinceava o vigésima se invitó a otros países, los primeros en asistir fueron Rusia e Israel.

 El propósito de la feria era reunir a los productores con los potenciales compradores. Más adelante tomó la organización el Club Rotario, luego los artesanos y después el municipio, pero es ya sólo con la presencia de productores locales. Pero, como el ave fénix, como hace cuarenta años, regresa al Centro Cultural del 15 al 24 de noviembre.   






Luis Felipe Rodríguez Palacios*
Cronista Municipal de San Miguel de Allende

La tarde del domingo 16 de septiembre con ilusión desbordada después de 300 años de vasallaje los primeros rebeldes, que más adelante serían llamados “insurgentes”, caminaban detrás de los líderes Hidalgo y Allende con rumbo a la Villa de San Miguel el Grande.

Han dejado ya la Hacienda de la “Erre” y a cada paso se acrecienta la columna lo que les fortifica el ánimo de conseguir mejores resultados para ellos y sus familias.
Al llegar a Atotonilco los líderes son atendidos por el encargado de ese Santuario y de la Santa Casa de Ejercicios, hoy Patrimonio de la Humanidad, el Padre Remigio González uno de los miembros de la Conspiración sanmiguelense, hermano de don Felipe González, aquel que sugería que el movimiento fuese encabezado por un eclesiástico de prestigio para que éste no fuese tachado de anti religioso por lo que Ignacio Allende se prestó a invitar al cura Don Miguel Hidalgo, del pueblo de Dolores. 
Éste y su hermana los atendieron en aquel domingo histórico y de esta capilla sacó el “ejercito” un cuadro de la Virgen de Guadalupe que a partir de entonces fue enarbolada como su patrona.

El Padre Remigio, de la Congregación del Oratorio de San Felipe Neri era también un gran artista y a él se debe la imagen del Señor de la Columna a quien el pueblo lleva de visita a San Miguel desde 1823 en una peregrinación nocturna formada por miles de penitentes el domingo anterior al Domingo de Ramos.

Su llegada es todo un acontecimiento que es preparado con creciente entusiasmo.

El Padre Remigio falleció el 31 de octubre de 1837 y sus restos fueron depositados en la hermosa cripta parroquial de la que Maximiliano de Habsburgo diría al conocerla: “Es una tumba digna de Reyes”.

*Recibimos con mucho agrado, integrándose a nuestro equipo de colaboradores de MetroNews, al distinguido Maestro Luis Felipe Rodríguez Palacios, cronista municipal de San Miguel de Allende. Sus acertadas letras y su trabajo de investigación, enriquecen este espacio electrónico y nos llevarán de la mano a vivir momentos de la historia y el encanto de San Miguel de Allende.
Mil gracias, Maestro Luis Felipe, por compartirnos su experiencia, con la sencillez y gentileza que siempre le ha caracterizado. La redacción de MetroNews





Author Name

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.